domingo 7 de marzo de 2010

My polaroid blog


Jen Gotch y su pila de polaroids

En pleno siglo XXI, las cámaras polaroid se han convertido en una especie de mamouths de la fotografía. Yo todavía lamento no haber comprado una cuando todavía era posible. Quizás ahora tendría un blog tan especial como el de Jen Gotch. Una estilista de Los Ángeles con un talento especial para descubrir color en los tonos más desvaídos.

5 comentarios:

Nalda dijo...

Yo también me quedé con las ganas... aunque igual todavía estamos a tiempo. Oí hace tiempo que iban a relanzar una polaroid especial. Habrá que esperar para ver si es verdad...

Si no, siempre nos quedarán blogs como el de Jen.

Besotes

sakudey dijo...

Pues a las cámaras "DIANA" se les puede incorporar un respaldo como accesorio para película instántanea y son una chulada.
http://www.lomospain.com/micrositios/camaras/diana/products/instant

Mariel Torres dijo...

yo le tengo muchas ganas a una camara polaroid... LOVE them!

GUIZMO dijo...

Hace bastante tiempo "tuve" una Polaroid. Tienen el pro de los colores saturados y la inmediatez, pero el contra de los recambios y el precio de éstos pesa demasiado. Si a uno lo que le atrae es la inmediatez tiene que morir al palo de lo que cuesta un "carrete" Polaroid. Y si lo que prima es el look lo-wi de la foto ahí están las nociones fotográficas, el Photoshop o las cámaras lomográficas.

En resumen, las Polaroid son muy románticas, chulas y tal pero también muy limitadas y caras en su uso.

La chica dijo...

Pues sí, lo analógico se ha vuelto caro, pero la emoción de revelar el carrete no tiene precio (en ambos sentidos, claro)...